#batDiario – Año1: La urticaria – Parte 2

En capitulos anteriores de ‘Un papá en Gotham‘..

Ring, ring.. ring, ring… ring, ring
– Señor, es Robin. Dice que acaban de llamar de Blackgate. Es urgente.
– Prepara el batWing.

– Ey, Batman.. ¿Puedes acercarte un momento? Estoy con Lara en la bañera. ¿Has visto esto? — Dijo, señalando justo encima del culete de Lara.
– No veo nada raro, ¿Qué le pasa?
– Fíjate bien, tiene como unas pintitas pequeñitas..

Es #pekeLara, ha llegado casi a 40 de fiebre y tiene toda la barriguita roja y llena de pompas. También tiene algunas por la espalda y en las extremidades.

El diagnostico parecía claro: Urticaria.

El principal problema de la urticaria es si empiezan a salir erupciones o inflamaciones en la zona de la boca/garganta ya que podría derivar en problemas respiratorios, pero de momento la cara era lo único que se salvaba a la reacción.

Para el que no hubiera echado un vistazo a la primera parte, puede leerla completa aquí. Muchos me habeís pedido que continue la historia, pero como en los mejores comics la historia viene dividida en tomos, aquí comienza la segunda parte…

Información útil sobre la urticaria.

El día había sido muy largo, Batman y Robin estaban agotadísimos y pekeLara cayo rendida en cuanto se montaron en el batWing de vuelta a la mansión. Era casí madrugada cuando llegamos a casa. Le dimos la primera dosis de antihistaminicos e ibuprofeno tal y como nos habían pautado y la dejamos durmiendo rezando porque al día siguiente todo estuviera mejor. Robin tenía suerte y descansaba al día siguiente con lo cual el posible problema de la guardería lo teniamos cubierto, así que cenamos tranquilamente planificando el fin de semana que se acercaba y nos quedamos dormidos antes de que pudiesemos encender el televisor..

07:15 de la mañana

No llego a sonar el despertador cuando Robin ya estaba despierta y a los pies de la cuna…

– Batman, Batman!! Despierta!
– Tenemos que volver a Arkham, mirale la cara a pekeLara.

Tenía todo el cuello, mofletes, frente llenos de más pompitas, los parpados hinchados al igual que una de las orejas.. En la vida creo que me he puesto el traje más rápido que esa mañana. Mande un murcielago a Industrias Wayne con un mensaje diciendo que no podría ir hoy y enseguida estabamos entrando por la puerta de urgencias.

Tal cual entrabamos por la puerta de urgencias y la vieron en administración, mandaron a Robin de inmediato al triaje mientras yo me quedaba haciendo el papeleo tipico de urgencias. Como sabeís en verano los hospitales están llenos de gente con bastante menos experiencia que el resto del año (y es totalmente lógico), cubriendo vacaciones, turnos, etc.. así que cuando el enfermero nos vio entrar, no dudo en llamar a un compañero para valorar la situación. Sorprendentemente pekeLara estaba muy animada y despierta, jugando con su peluche (el que le llevo siempre al hospital para que la acompañe) y empezando a repetir muchas de las palabras que le deciamos.. (Ahora está en esa fase en la que intenta repetir lo que dices, aunque no se le entienda mucho..). Le tomaron la fiebre y no tenía (le habiamos dado el Dalsy antes de salir de casa), fuimos a la sala de espera y creo que nunca me habian pasado tan rápido a la consulta de pediatría.

La pediatra empezó a verla, nos pregunto que ocurría y le explicamos todo el episodio completo, vió las analíticas del día anterior y parecía muy tranquila mientras nos iba explicando. No fue hasta que le quitamos la ropa a pekeLara, cuando la cara le cambio totalmente, salio de la consulta y en menos de 1 minuto estaba acompañada de la pediatra adjunta, bastante más experta, que fue directa a evaluarle la garganta y las vías aereas que es el mayor problema de esta reacción. Nos confirmó lo que ya sabíamos, que era una urticaria bastante fuerte, pero que no corría riesgo alguno, la garganta estaba perfecta y en unos días iría remitiendo con la medicación. Le pregunté cual podría ser el motivo (a día de hoy sigo pensando que tiene relación con la vacuna de la varicela que le pusimos 2 días antes), pero las palabras textuales fueron: Ni lo sabemos, ni lo vamos a averiguar.

Parece ser que los motivos pueden ser casí infinitos, reacción alergíca a la vacuna, alimenticia, a contacto con algún material, debida a la subida de fiebre que tuvo, por los cambios de temperatura, por la humedad y un sinfin más de situaciones, con lo que el único modo de saber el motivo es viendo comportamientos comunes en varios episodios, es decir, si se vuelve a repetir, estudiar que elementos en común ha habido y así ir descartando posibles causas.

No nos cambio el tratamiento, pero si que nos dijo qué no la llevasemos a la guardería en al menos 1 o 2 semanas que es lo que suele tardar en desaparecer, ya que aunque no sea infecciosa ni contagiosa, es muy alarmante y sinceramente ningun padre quiere que sus hijos esten cerca (por sí acaso..). Así que teniamos un fin de semana para planificar como nos ibamos a organizar esa semana, porque señores, el no poder llevar a pekeLara a la guardería es UNA PUTADA. Ambos trabajamos y no nos es fácil pedir un día libre, cuanto más el problema que se avecinaba era de 1 semana. En otra ocasión os hablaré de la conciliación familiar/laboral y como hemos ido saliendo del paso, aunque os adelanto que esa semana tuvimos que hacer una llamada a #superAbuela que aunque no vive en Gotham, tuvo que venir volando desde Metrópolis.

Os dejo unas fotillos de con la comparativa entre ese día y el siguiente de como se puso pekeLara ese día para que si os encontréis en la misma situación os tranquilicéis y vayáis al hospital a que lo evalúen pero no con el mal cuerpo que lleve yo ese día..

Comparativa urticaria 1Comparativa urticaria 2

Además os voy a dejar lo que dice la ‘Sociedad Española de Urgencias de Pediatría‘ sobre la urticaria.

¿Qué es la urticaria?

La urticaria consiste en la aparición en la piel de ronchas y habones que pican mucho.
Las ronchas suelen durar poco tiempo en el mismo lugar. A la vez que aparecen en una zona de la piel, desaparecen de otras.
Puede acompañarse de inflamación de manos, pies, codos, cara y excepcionalmente, de dificultad para respirar o tragar.

¿Qué debe hacer en casa?

– Vigile la aparición de dificultad para tragar o respirar.
– Evite frotar la piel del niño.
– No le aplique en la piel polvos o pomadas sin consultar con su médico.
– Un niño con urticaria puede comer su comida habitual.

¿Cúando debe consultar en un servicio de urgencias?

– Si el niño respira con dificultad, tiene ronquera o pitos.
– Si el niño no puede tragar, babea mucho.
– Si el niño se encuentra mal o se le hincha la cara.
– Si la urticaria aparece después de una picadura o de la ingestión de un alimento que anteriormente le haya producido una reacción alérgica.

Cuestiones importantes

– En la infancia, la mayoría de las urticarias estan ocasionadas por una infección. La causa alérgica es menos frecuente.
– Los brotes de ronchas, aunque habitualmente duran 7-8 días, pueden continuar durante varias semanas.
– En la mayoría de ocasiones, no se necesita ningún estudio.

Si os encontraís en esta situación o si necesitaís ayuda con este tema, podeís preguntarme cualquier cosilla y estaré encantado de intentar ayudaros en lo que me sea posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s