Post invitado: Maternidad como expatriada en Bélgica.

Batman (o mejor dicho Bruce Wayne) siempre ha sido un personaje muy influyente de su sociedad, multimillonario, anfitrión de grandes eventos y siempre ayudando a dar voz y a dar difusión al mensaje de la gente de bien que quiera contar algo que pueda resultar útil e interesante al resto de habitantes de Gotham.

Si bien, no me acerco ni un poquito a la influencia que tiene Bruce Wayne, sí que comparto su interés por dar difusión a la información que de un modo u otro puede ser interesante para todos vosotros.

Hace unos días me contactaron por twitter proponiéndome la idea de hacer este tipo de colaboración (post invitado) y que como su propio nombre indica, es básicamente un post que yo considero útil o de interés, escrito por otra persona. La mejor parte para mí es que puedo seguir combatiendo el crimen mientras que también ayudo a difundir el mensaje que en este caso nos quiere mandar Giovanna, la creadora del blog Misión: Mama Ninja.


Quisiera empezar con mi llegada a Bélgica:

Todo brillaba, los colores tan intensos, el francés como música, descubría cada pueblito como si fuera un cuento de hadas; estaba tan emocionada de una aventura de tal tamaño; tomando en cuenta que no lo pensé demasiado, me eché al agua fría de un clavado y llegué a Bélgica.

Siempre he sido muy pragmática y cuidadosa, ya saben plan A, B, C y todos los por si acasos, pero esta vez fue “Vamos a ver, pues no tengo nada que perder” y me quedé.

Mi primer frentazo con el primer mundo fue su sistema de salud, que, si es uno de los
mejores y más modernos, no tiene nada que ver con el de México.

Primero estuve un poco más de 3 años haciendo FIV (fecundación in vitro), aquí no es un lujo, el estado te ofrece 5 intentos…Cuando empecé con el tratamiento me sentía en medio de un programa de “Dr House” o peor, pero poco a poco fui tomando las riendas.

Ya cuando lo veíamos perdido ¡Sorpresa! Estaba embarazada, en el inter nos mudamos y al septimo mes tuve que cambiar de doctor, siempre lo he buscado por currículo, tampoco es un lujo.

Por lo mismo fue un embarazo muy controlado, me dio diabetes y el nacimiento de mi
hija debía estar programado a las 38 semanas.

Yo quería una cesárea (no entremos en detalles) pero aquí no escoges, aunque tengo toda
una teoría socioeconómica, no hay de otra así es y ni modo.

Me hice a la idea, tomé todos los cursos habidos y por haber (ofrecidos gratuitamente por el hospital), curso 1,2,3; libros (no podían faltar), música ¡pero claro! Y yoga, este último fue realmente maravilloso…

Mision Mama Ninja

Así que llegó el día, 38 semanas; me habían explicado que provocarían el parto por medio de la oxitocina; para mis adentros dije, bueno será más rápido y tendré a mi bebé; ufff las contracciones pasaron de 0 a 100000000, si me volvían a decir algo de la mentada pelota, juro que se las aventaba, estaba aterrada y de paso hasta salí regañada.

Para no hacerles el cuento largo, fueron 3 días de “trabajo” para terminar en una cesárea
de emergencia.

¿Pero el sistema de salud?

Pues, hay que saber que el bebé está contigo las 24 horas del día, me quedé 5 días en el
hospital (es normal para una cesárea), no hay policía en los hospitales y los niños pueden
entrar.

También, por si fuera poco, la manera en que los belgas demuestran su afecto y su alegría hacia el bebé es con un beso ¡NO! Por favor no hagan eso…(casi me da algo).

Un pequeño paréntesis, para reírse un poco, cuando finalmente todo el mundo se fue, me metí a bañar y como estaba sola pues también me traje a mi hija; empecé a vestirme y en eso tocaron a la puerta del baño, cuando la abrí estaba una enfermera más blanca que un fantasma y con cara de no susto, sino terror.

Me preguntó:
– ¿Dónde está el bebé?
– Conmigo le dije, no había nadie para cuidarlo.
– Me vio con una cara, que pensé que me cachetearía.

Creo que hasta la fecha se acuerda del incidente.

Pero bueno, les puedo decir que, con mi segundo hijo, todo salió a la perfección, es simplemente que me agarró por sorpresa y apenas medio hablaba francés con mi primer
bebé.

Mision Mama ninja hijos

Para un expatriado, y hablando de mi maternidad fuera de mi país a más de 9000 kilómetros, puedo decirles que cuando se va tu familia, te sientes sola, muy sola.

Afortunadamente la tecnología está de nuestro lado, pero te sientes tú y tu bebé contra
el mundo. Todos opinan, no es nuevo, pero esa calidez de la familia, tu familia, se hace un hueco enorme no importa cuantas veces se vean por Internet.

Hablando puramente del sistema de salud belga.

Es uno de los más modernos, pero como extranjero y fuera de la comunidad europea, hay que tomar en cuenta que para tener acceso a él es necesario cotizar como empleado, es decir tener un trabajo.

Lo mismo pasa para alguien que tiene nacionalidad europea, pero son más accesibles.

Como es obligatorio tener un seguro, tienes que llegar con uno emitido de tu país, una vez que te “instalas” hay otra formalidad que es la de inscribirse en una sociedad que te cubra los gastos médicos, pero todo esto lo pueden ver a detalle en los enlaces al final
del texto.

También algo muy importante es que los hospitales, tienen la obligación de atender a las personas, es decir primero atienden luego ven la manera del pago.

Hablando de la maternidad y salud pública, todo está cubierto por el Estado; esto es que para empezar, la mamá tienes acceso a 10 sesiones de “ejercicio” para poner todo en su lugar, así como apoyo en tu casa de “matronas” que te ayudan a la lactancia y mejor recuperación, así como el bebé. En cuanto a los niños está cubierto al 100% hasta los 18 años; llámese hospital, pediatra, etc….

Hay mucho apoyo hacia la lactancia, de hecho hace unos años hicimos (con ayuda de
otros blogueros) una acción en pro la lactancia que se llamó: ¡Mamá no te escondas! Por
si quieren leer más sobre el proyecto.

Estoy en México y quiero irme a vivir a Bélgica:

Si estás pensando en mudarte a Bélgica, te recomiendo que te informes y saques los papeles que se necesitan desde tu país de origen; en estos links puedes saber más a profundidad y contactarte con las personas adecuadas para todo el papeleo que se necesita:

Si sois españoles:

Embajada española en Bruselas
Embajada y consulados belgas en España

Si sois de México:

Embajada de Bélgica en México
Embajada de México en Bélgica

Para más detalles del tipo de como se vive, experiencias, consejos; hay muchos grupos de Facebook como:

Belgicanos
Mexicanos en Bélgica
Bruselas me gusta

También esta página me parece muy completa en cuanto a información precisa desde el punto de vista de expatriados:
Expat – Guía para vivir en Bélgica

Por supuesto, también puedo ayudarles si así lo desean, me dará muchísimo gusto, tengo un blog sobre maternidad y #UnaMexicanaEnBélgica; mis coordenadas son:

Facebook: Misión: Mamá Ninja
Twitter: @misionmamaninja
https://www.misionmamaninja.be

Vivir en otro país es toda una aventura, pero con familia las cosas cambian y en  nuestro caso, mi caso, no cambiaría de país por nada, aun si exreaño montones y montañas México y mi familia.

Gracias por llegar hasta aquí y sobre todo espero les haya sido útil.

Recuerden que el blog (Misión: Mamá Ninja) es una comunidad abierta para que también ustedes escriban sus experiencias y así ayudemos de manera más cálida a quienes quieren vivir en otro país.

Giovanna.


 

Espero que os haya sido de interés, como podéis ver, el post está escrito por una mami mexicana, así que para nuestros lectores sudamericanos (que no sois pocos!) seguro que les sirve de mucha ayuda. Además parece que compartimos algunas cosillas con el sistema de salud belga, pero en cualquiera de los casos es información que puede seros útil, o si conocéis a alguien a quien le pudiera interesar no dudéis en proporcionársela.

Gracias a todos los que nos leéis, y a Giovanna por querer colaborar conmigo, y ya sabéis, para cualquier cosa podéis dejarme un comentario, mandarme un mail, un mensajito en facebook o por twitter. Los enlaces a las redes sociales los tenéis en la cabecera del blog!

2 comentarios sobre “Post invitado: Maternidad como expatriada en Bélgica.

  1. Yo no estoy en el extranjero, pero de Vigo a Barcelona también hay un buen cacho. Tener hijos tan lejos de la familia y amigos es muy duro, como dice Giovanna Internet ayuda mucho pero no tiene nada que ver.

    Saludos a los dos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s